Preparación de una conferencia

 

Preparación de una conferencia

 

 

1.Introducción

Todos los intérpretes sabemos que la interpretación es un trabajo oral y la traducción, escrito. Por esta razón, por el carácter espontáneo y oral de este trabajo, se podría pensar que el intérprete no tiene nada que preparar, que lo único que tiene que hacer es sentarse en cabina, trabajar el tiempo que le corresponda y al final de la reunión marcharse a casa. Y así, día tras día. Sin embargo, no hay nada más lejos de la realidad. El trabajo del intérprete empieza mucho antes del inicio de la reunión y no acaba al término de esta.

En su corta vida, la interpretación de conferencias ha evolucionado muchísimo. La interpretación consecutiva ha desaparecido prácticamente y ha quedado relegada, con o sin toma de notas, a visitas de alto nivel o discursos pronunciados durante comidas de trabajo donde solamente se trabaja con dos idiomas. En cuanto a la interpretación simultánea, se ha pasado de las mamparas de cristal, el micrófono que se va pasando de uno a otro y los auriculares-casco de astronauta a las cómodas y espaciosas cabinas insonorizadas último modelo en la que hasta hay una pequeña pantalla-chivato que indica el número de la cabina que trabaja en directo. Los asuntos tratados en las organizaciones internacionales o en grandes congresos y simposios se han multiplicado paralelamente a los avances de la ciencia y la técnica. Y por esta misma razón, una buena preparación es inevitable. ¿Quien pondría en duda la necesidad de una buena preparación física para un jugador de fútbol? Sin embargo, a nadie se le ocurre que el intérprete también tiene que prepararse.

La interpretación ha evolucionado del mismo modo que los deportes en general, o el ciclismo, el fútbol y el atletismo en particular. Independientemente, de la calidad de los deportistas de hace 50 años, todo el mundo está de acuerdo en que no podrían competir con los de ahora. La preparación física de un futbolista del Madrid o del Barcelona, donde todos los jugadores son atletas, corren como galgos por todo el campo, defienden y atacan al mismo tiempo hubiera sido impensable hace cincuenta años. Del mismo modo, está claro que el último modelo de bicicleta de Induráin no tiene nada que ver con la de Bahamontes, etc. O que, independientemente del mérito que pudieran tener los primeros intérpretes de consecutiva que (según la rumorología de la profesión) restituían discursos de media hora sin tomar notas o los de Nuremberg que trabajaban en condiciones impensables hoy, lo que es verdad es que solían trabajar a partir de un único idioma y no de tres o cuatro de media como hoy día. Y además, los temas tratados en aquella época eran políticos, nada de congresos técnicos o de tratar infinidad de temas distintos en una semana como hace el intérprete del Parlamento Europeo. En resumidas cuentas y con todo el respeto del mundo para los « padres fundadores », estos intérpretes no serían ni siquiera admitidos a las pruebas de contratación para trabajar en la Comisión o el Parlamento Europeos porque no serían competitivos en reuniones de once lenguas.

Por otra parte, es imposible conocer todo el vocabulario de un idioma ni siquiera en la propia lengua materna. Hay muchos (intérpretes incluidos) que piensan que el mejor intérprete es el que más palabras conoce en sus lenguas de trabajo. No es cierto. En efecto, si consideramos las cualidades requeridas al intérprete para el desempeño de su trabajo (dominio de la lengua activa, buen conocimiento de las lenguas de trabajo, agilidad mental, capacidad para mantener la concentración, buena memoria, amplia cultura general, conocimiento de la actualidad nacional e internacional, capacidad de síntesis, curiosidad intelectual), observamos que de nueve cualidades, solamente las dos primeras están directamente relacionadas con esa característica. Por consiguiente, se deduce que el hecho de que un intérprete conozca « más palabras » en un idioma que otro no significa que el primero sea mejor intérprete que el segundo. Lo que sí es verdad es que una de las partes de una buena preparación es la léxica porque el desconocimiento de una palabra puede ser clave y puede suceder que en una reunión surjan términos desconocidos incluso en la lengua materna si se trata de una reunión técnica (p.ej: ver vocabulario de los informes Cabrol y Marset Campos en 3.3.2.2).

Además, está claro que un intérprete no puede hablar de algo que no conoce. No se trata únicamente de entender o no la lengua de trabajo sino de poder utilizar palabras en la lengua activa que nunca se han oído o leído: para eso hace falta la preparación. La primera fuente son los documentos de cada reunión concreta. Pero hay otras fuentes como la prensa diaria, las revistas especializadas, libros de referencia, enciclopedias, etc.

La preparación no está pagada y el tiempo que se le dedica depende de cada intérprete salvo en casos excepcionales y por circunstancias concretas como en el Tribunal de Justicia de la Unión Europea donde a cada día de trabajo en cabina corresponde un día de preparación pagado. Pensemos en un intérprete que trabaja de 9 a 12:30 y de 15 a 18:30. El tiempo que dedique a prepararse una reunión concreta (en caso de que lo haga) dependerá de los siguientes factores:

 

-          conocimiento del asunto que será tratado;

-          tiempo disponible;

-          sentido de la responsabilidad.

Sin embargo, el conocimiento del tema de la reunión (o sea, su preparación) es tan importante en el rendimiento del intérprete de conferencias como el conocimiento de las lenguas extranjeras.

Aparte de las reflexiones teóricas, en las páginas que siguen expongo cómo he preparado yo mismo ciertas reuniones y conferencias en las que he debido trabajar.

 

2.         Preparación de una conferencia

 

A la hora de preparar una conferencia hay que distinguir si se va a trabajar para una organización internacional o para una privada. Las cosas cambian mucho también si se tiene experiencia previa de trabajo en la organización o en el tema en cuestión: la preparación puede incluso no ser necesaria.

Casi todos los trabajos requieren una preparación: algunos profesionales llevan a casa expedientes para estudiarlos detenidamente porque no tienen tiempo en el trabajo, el atleta se entrena antes de la competición, el futbolista examina videos de partidos anteriores de su próximo rival. Del mismo modo, el intérprete debe prepararse su próxima conferencia, dando más importancia a la que considere más difícil o más alejada de su especialidad.

La preparación de la reunión varía en función de la organización para la que se trabaje. Tenemos que tener en cuenta que hay dos tipos de mercado:

-          el de las grandes organizaciones internacionales,

-          el restante.

El primero agrupa a las grandes organizaciones internacionales (organizaciones del grupo ONU, Unión Europea, Consejo de Europa, OSCE, etc). El segundo incluye a las reuniones de multinacionales, sindicatos, hombres de negocios, etc.

En reuniones del primer grupo, el intérprete suele estar más apoyado por la organización que pone a su disposición su infraestructura: servicio de conferencias, centro de documentación, bases de datos, etc. Estas organizaciones celebran reuniones a diario lo cual supone una diferencia básica con respecto a  las del segundo grupo. En el segundo caso, la preparación de la organización en beneficio del intérprete dependerá en gran medida de la mayor o menor profesionalidad del jefe de equipo (intérprete que representa a todos sus compañeros) y de la experiencia y buen hacer del organizador. A veces, la preparación puede distinguirse por su ausencia. En todo caso, el intérprete nunca dispondrá en estas reuniones de las posibilidades de documentación que ofrece una gran organización como el Parlamento Europeo (Ver apartado 4).

 

2.1     Tipos de conferencias

 

Gile:1985 distingue los siguientes tipos de conferencias:

2.1.1    Las grandes conferencias científicas y técnicas

Reúnen a varios cientos de participantes y duran varios días o semanas durante los cuales se presentan comunicaciones agrupadas en sesiones. Las comunicaciones duran de un cuarto de hora a media hora y son seguidas de debates o mesas redondas. La información presentada es abundante y densa.

2.1.2    Seminarios y cursos técnicos

Se trata de reuniones técnicas donde el flujo de información es generalmente unidireccional aunque haya debates.

2.1.3    Reuniones de trabajo en las organizaciones internacionales

Las organizaciones internacionales realizan gran parte de su trabajo en comisiones o grupos de trabajo. Sus reuniones se llevan a cabo siguiendo un orden del día. La información básica se suele presentar en una serie de documentos de trabajo que han sido presentados con antelación a los participantes con lo que el tiempo de la reunión se dedica al debate, preguntas, respuestas, comentarios y aclaraciones.

 

2.1.4    Negociaciones

El número de participantes es más limitado que en las tres anteriores. El objetivo de la reunión es práctico: alcanzar un acuerdo. Los interlocutores conocen las posiciones respectivas y la información intercambiada es poco abundante aunque precisa, con abundancia de apellidos y cifras. Se caracterizan por interrupciones para consultas, actividad de redacción importante (propuestas, acuerdos escritos, etc) y un estilo jurídico-administrativo.

2.1.5    Visitas ministeriales

Las reuniones son breves y los participantes poco numerosos: ministros, jefes de gabinete, asesores, especialistas, embajadores y otros. El lenguaje utilizado es poco denso y poco especializado.

2.1.6    Debates parlamentarios

Se llevan a cabo en ciertos países con varias lenguas oficiales (Bélgica, Canadá, etc) o en el Parlamento Europeo. Los debates son más políticos que informativos y se distinguen en la forma por sus elementos jurídicos y de procedimiento.

2.1.7    Debates de radio o televisión

En ciertos programas de radio o televisión, se celebran debates con participación de personalidades extranjeras que intervienen en sus lenguas maternas. Los intercambios de información se refieren más a opiniones que a informaciones.

2.1.8    Ruedas de prensa

Una persona o un organismo informa sobre un asunto concreto a un grupo de periodistas. Tras su declaración, los periodistas hacen preguntas.

2.1.9    Conferencias de personajes invitados

Discurso pronunciado por un personaje famoso (de la política, economía, etc).

2.1.10  Comidas oficiales

Los intérpretes pueden desempeñar dos funciones:

-          interpretación bilateral entre dos « vecinos » de mesa;

-          interpretación de intervenciones oficiales, discursos de mesa, antes, durante o después de la cena. En ellos se incluyen formulismos (saludos, agradecimientos, felicitaciones, deseos de éxito, etc). En su forma se caracterizan por un registro oficial, y a menudo por numerosas citas y humor.

Algunas de estas reuniones hay que prepararlas concienzudamente (2.1.1, 2.1.6) con la documentación que proporciona el organizador; otras, es imposible prepararlas porque se trata de debates o lenguaje espontáneo (2.1.4, 2.1.5, 2.1.7, 2.1.8); en otras, se sabe de antemano que se pronunciarán discursos escritos y lo único que cabe esperar es que el organizador se encargue de proporcionarlos al intérprete, lo que sucede en un porcentaje exiguo de casos (2.1.6, 2.1.9, 2.1.10); y finalmente, otras son mixtas, cabe la preparación pero también se pronuncian discursos o se entablan diálogos (2.1.2, 2.1.3, 2.1.6).

Según algunos autores, las reuniones más fáciles son las de grupos de trabajo de las organizaciones internacionales, visitas ministeriales, negociaciones, debates, etc, y las difíciles, las técnicas. Sin embargo, opino lo contrario: partiendo de la base de que todas las reuniones son difíciles, las « menos difíciles » son las que se pueden preparar (casi siempre las técnicas). Lo difícil en interpretación no es lo que se cuenta sino cómo se cuenta. En resumidas cuentas, lo difícil es interpretar a un orador determinado y no el contenido de su discurso.

 

2.2     Preparación de la organización para el intérprete

 

Para que quede bien clara la importancia de la preparación de la reunión por el intérprete, en el punto cinco de los contratos entre intérprete miembro de AIIC (Asociación Internacional de Intérpretes de Conferencia) y organizador de conferencia se estipula que para la preparación técnica y terminológica de los intérpretes, el organizador enviará en cuanto le sea posible y a más tardar 15 días antes del inicio de la conferencia en todas las lenguas de trabajo un expediente completo (programa, orden del día, actas de la reunión precedente, informes, etc)[1]

La tarea principal del organizador consiste en proporcionar al intérprete los documentos que enumero a continuación aunque hay organizaciones que preparan sesiones informativas el primer día de trabajo para los intérpretes durante las cuales se les informa del contenido de los debates (por ejemplo: OPAC, La Haya). Además, el organizador debería dar instrucciones a los oradores para que no lean textos escritos, hablen pausadamente y adopten ciertas precauciones cuando hablen con micrófonos y en las reuniones en las que se trabaja con interpretación simultánea. 

¿Cuáles son los documentos básicos que la organización debe poner a disposición del intérprete? 

El orden del día es fundamental porque el intérprete debe conocer el orden de los trabajos y los asuntos que serán tratados. Además, muy a menudo en el orden del día suelen figurar los títulos y los números de referencia de los documentos de sala así como nombres y apellidos de ciertos oradores.

La lista de asistentes: es imprescindible porque el talón de Aquiles de la mayoría de los intérpretes son los nombres propios, las cifras y las siglas. Además, los apellidos de muchos oradores no son de países en los que se hablan las lenguas de trabajo del intérprete. O sea que pueden componerse de fonemas que nunca hayan sido oídos por el intérprete y ello contando con que sean correctamente pronunciados por oradores de lenguas distintas a las del apellido en cuestión. Sin embargo, es fundamental que se reproduzcan correcta e impecablemente. Imaginemos la situación en la que el presidente de lengua materna inglesa diga: « Mrs. Rúdende, you have the floor » Y el intérprete repita fonéticamente ese /Rúdende/ y nadie en la sala haga uso de la palabra. Puede haber momentos de confusión hasta que se aclare a quién le toca hablar. Aunque puede suceder que un intérprete con tablas (y con la lista de diputados a la vista) haya entendido que se trata de una oradora española y diga: « Sra. Redondo, tiene usted la palabra ». Pero también puede suceder que el Presidente mire fijamente a la Sra. Redondo y le diga: « Yes, it’s your turn ». Y esta responda: « Sí, ya lo sabía pero no me llamo Rúdende sino Redondo ».

Imagínense durante la típica ronda de presentaciones con la que comienzan muchas reuniones una de sindicalistas de los 15 países de la Unión Europea presentándose con sus nombres y apellidos (de 11 lenguas distintas) seguidos de las siglas del sindicato a que pertenecen. Si no se ha facilitado al intérprete la lista de asistentes, puede ser una tarea imposible. Si se ha suministrado, es conveniente tenerla bien a la vista.

La lista de oradores: en algunas organizaciones internacionales, es indispensable tener a mano siempre la lista de oradores con lo cual se sabe más o menos a qué compañero le tocará qué orador y por consiguiente, en qué idioma hablará, y en caso de que se le haya proporcionado el discurso escrito, se podrá preparar. En otras, se puede ver en una pantalla instalada en cada cabina el nombre del siguiente orador inscrito.

Actas de la reunión anterior: son muy útiles porque ayudan a hacerse una idea general de los temas tratados durante la reunión anterior así como del vocabulario empleado y los nombres y apellidos de los oradores.

Los documentos de sala: informes y otros documentos.

2.2.1    Cómo preparan sus conferencias algunas organizaciones

 

-          La OPAQ

Cuando un delegado en la OPAQ (Organización para la Prohibición de las Armas Químicas) con sede en La Haya va a pronunciar un discurso escrito, en el 90% de los casos, enviará  una copia a las cabinas de interpretación, al menos unos minutos antes de pronunciarlo. Gracias a un buen trabajo de sensibilización de los delegados nacionales por los Servicios de Conferencia, los primeros conocen la diferencia entre el lenguaje escrito y el oral y salvo las excepciones que confirman la regla suelen proporcionar sus discursos escritos a la organización.

Un caso excepcional de buena organización fue el de la Primera Conferencia de Estados Partes celebrada en el mes de junio de 1997 con participación de los Ministros de Asuntos Exteriores o los Secretarios de Estado de Exteriores de los Estados Signatarios donde estaba previsto que cada representante nacional pronunciara un discurso de 15 minutos de duración tras los del anfitrión (Primer Ministro de los Países Bajos) y del Secretario General de las Naciones Unidas. Salvo varios delegados, todos entregaron copias de sus discursos a los servicios de conferencia aunque eso no evitó que los leyeran a velocidad vertiginosa.

Además, esta organización envía a sus intérpretes una carpeta que contiene los documentos relevantes (orden del día y documentos que serán tratados durante la reunión) en sus lenguas de trabajo aproximadamente dos semanas antes del inicio de la reunión. Por si esto fuera poco, la OPAQ comienza sus reuniones con sesiones informativas para intérpretes durante las cuales un funcionario de la organización explica los asuntos que serán tratados a los intérpretes.

-          La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa

El servicio de interpretación del Consejo de Europa repite una y otra vez con amabilidad pero con insistencia que es beneficioso para la buena marcha de las reuniones y para la organización en general que los delegados que vayan a leer discursos entreguen copias al servicio de interpretación para que este las haga llegar a los intérpretes y estos desempeñen su trabajo de la mejor manera posible. Poco a poco, aumenta el número de diputados que lo hacen pero aún así el porcentaje de discursos entregados no satisface las expectativas de los intérpretes.

Por lo demás, como en otras organizaciones, la carpeta con los documentos relevantes se suele distribuir a los intérpretes una media hora antes del inicio de cada reunión. Además, hay un Centro de Documentación en el que se pueden conseguir copias de los documentos que serán tratados durante la semana de sesión aunque, por lo general, solo en versiones francesa e inglesa.

-          El Parlamento Europeo

En el Parlamento Europeo (ver capítulo 3), aparte de las reuniones de Comisiones que, en teoría, son debates, sería muy difícil, por no decir imposible, desde un punto de vista administrativo, organizar la distribución de los discursos escritos de los diputados a las 11 cabinas de interpretación. Para hacernos una idea de lo complicado de esta tarea, basta con pensar en el número de diputados que pronuncian discursos un día de Pleno y multiplicarlo por once cabinas. Además, muchos no lo escriben a máquina, introducen modificaciones en el último minuto, etc. Otra cosa son las reuniones con Delegaciones Parlamentarias de otros países donde una buena organización debería hacer posible la obtención de los discursos escritos de los diputados extranjeros para distribuirlos en cabina. O las Audiencias Públicas durante las cuales los expertos y otros invitados pronuncian discursos escritos.

-          El mercado privado

 

En el sector privado, la situación varía en función del talento organizativo del intérprete que se ha encargado de representar a sus compañeros ante los organizadores y de estos últimos.

 

2.3     Preparación individual del intérprete

 

El intérprete de conferencias trata asuntos distintos todos los días y por esa razón debe tener curiosidad intelectual incluso para lo que no le atrae o no le llama la atención. En suma debe ser « aprendiz de mucho » aunque no sea maestro de nada ¿Cómo conseguirlo? No es necesario pasarse el tiempo leyendo enciclopedias. Basta con leer prensa todos los días y ver de vez en cuando telediarios en sus lenguas de trabajo. Si de un traductor se dice que tiene que leer mucho, en mi opinión, de un intérprete se debe decir que tiene que oír mucho. El intérprete debe estar al tanto de la actualidad nacional e internacional y conocer los nombres de los principales políticos (sobre todo de los países donde se hablan sus lenguas de trabajo), etc.

Hay reuniones en las que un intérprete tiene a veces que trabajar sin apoyo de una organización internacional. ¿Cómo prepararse? El punto de partida debe ser el mismo que el expuesto anteriormente. Una vez conocido el tema de la reunión documentándose en su lengua activa y, a ser posible, en sus lenguas de trabajo. Después, elaborando listas de vocabulario. Si se trata de un tema desconocido o que no se conoce a fondo se puede leer un libro de divulgación o un texto escolar. Los conceptos están bien delimitados, la terminología es densa y para encontrar lo que uno necesita no hace falta leer libros y más libros. Como ejemplo, cuando quise documentarme sobre la energía nuclear en ruso, compré un libro de una colección para jóvenes en ruso titulada « ¿Qué es...? ». Mi libro se titulaba « La energía atómica » y en 48 páginas pude leer un resumen de muchísimos conceptos de este campo: energía, agotamiento de los recursos naturales, materia, átomo, fisión y fusión nuclear, reacción en cadena, centrales nucleares, reactor de grafito, desechos nucleares y muchos más. Hasta aquí llega la preparación general.

 

2.3.1    Preparación escrita y preparación oral

 

Al parecer, el tema central de todo lo publicado sobre preparación de conferencias es la preparación de congresos técnicos y la formulación de una serie de reflexiones y comentarios sobre estos. Sin embargo, no se le ha dado ninguna importancia a la forma: es decir al habla de los oradores. Para mí este aspecto de la preparación es incluso más importante que el fondo (siempre desde el punto de vista del intérprete y de la mejora de su rendimiento en cabina). ¿Cuáles son los factores que dificultan la interpretación? Examinémoslos rápidamente: acento del orador, nivel de conocimiento de una lengua no nativa cuando el orador no se expresa en su lengua materna,  lectura de un texto escrito, velocidad con que se pronuncia el discurso, mala calidad del discurso del orador (a causa de la incoherencia de su discurso, desorden sintáctico, nervios o desconocimiento del asunto debatido), dificultad o carácter técnico del asunto tratado y malas condiciones de trabajo (cabina pequeña, frío o calor en cabina, mala calidad del sonido, etc.[2] La conclusión es que el más importante es el habla del orador, característica que está presente en los cinco primeros factores. Por consiguiente, la audición en vivo o en cintas audio o vídeo de un orador que tengamos que interpretar a menudo es una forma de preparación. Quizás por esa razón muchos intérpretes del Parlamento Europeo preparan nuevos idiomas para su combinación lingüística escuchando o practicando la interpretación simultánea con discursos de diputados del Parlamento Europeo lo que constituye al mismo tiempo una manera de acostumbrarse a sus acentos y habla, y de preparar futuras reuniones del Parlamento Europeo.

 

Hay oradores que plantean problemas especiales. Si sabemos que tendremos que interpretarles no una vez sino continuamente, merece la pena hacer un esfuerzo y dedicar cierto tiempo a prepararnos para interpretarles bien. Un caso concreto es el de mi preparación para el Consejo de Europa. Antes de empezar a trabajar por primera vez en esta organización, sabía que uno de los oradores más difíciles de interpretar que intervienen en ella es el Presidente del Partido Liberal Democrático de la Federación de Rusia: Vladímir V. Yirinovski. Habla muy rápido, sus intervenciones son muy densas, es imprevisible desde todos los puntos de vista, cambia de ritmo, une final de palabra con principio de la palabra siguiente, se excita y además no es raro que durante sus intervenciones critique a los intérpretes por « malinterpretar » sus discursos.

¿Cómo me lo preparé? Durante una estancia en el Parlamento ruso me acerqué a la sede de su partido y compré uno de sus libros en el que figuraban entre otros el programa de su partido, entrevistas y textos de algunos de sus discursos. Con esto, me acostumbré más o menos a su léxico habitual y conocí su ideología. Además, compré varias cintas de vídeo que incluían discursos pronunciados en el Parlamento ruso y en mítines de su partido así como entrevistas en la televisión. Y aquí empezaba la preparación oral, acostumbrándome a su manera de hablar y finalmente « interpretándole » en casa. ¿Cómo? Poniendo en marcha el vídeo y conectando unos auriculares al televisor, me ponía en situación de trabajo e interpretaba su discurso. Evidentemente, esto solo se puede hacer en casos muy concretos pero este merecía la pena.

Esta preparación se puede hacer también « en vivo »: es decir, asistiendo a discursos del orador que nos interese en el foro en que suela intervenir para conocer su modo de hablar, acento, etc, y acostumbrarnos a su habla. Unos como Yirinovski empiezan despacito, van acelerando poco a poco su discurso al tiempo que se excitan, cambian de ritmo bruscamente como los buenos delanteros y te dejan atrás si no conoces su juego y estás preparado para seguirles. Otros utilizan profusamente proverbios, lenguaje castrense, metáforas y lenguaje literario como el general retirado Lebed aunque no hablen demasiado rápido. No es mala idea leer alguno de sus libros para conocer su ideología y su léxico habitual. 

La preparación escrita es la terminológica pero también la de fondo y forma que describiremos en los apartados 2.3.2 y en el 3.

 

2.3.2    Preparación de fondo y preparación de forma

 

Los intérpretes de conferencias de hoy día han llegado a la profesión por dos vías distintas: por una parte, están los que han estudiado en una Escuela o Facultad de Interpretación, y por otra, los que tras acabar una carrera universitaria y teniendo un buen conocimiento de dos o más lenguas distintas de la activa han aprobado un curso de formación de una gran organización internacional como la ONU, la Comisión Europea o el Parlamento Europeo.

En el primer caso, el estudiante de interpretación, aparte de sus cursos puramente lingüísticos (fonética, gramática, traducción, interpretación, etc) ha seguido cursos generales (derecho, economía, geografía, historia, etc). Sin embargo, es imposible que haya estudiado todos los posibles temas de conferencias en las que trabajará durante su actividad profesional. Del mismo modo (o con más razón todavía), el segundo habrá estudiado una carrera de Derecho, Medicina, Economía, etc, y después habrá seguido y aprobado un curso intensivo de formación de intérprete de conferencias. Ni uno ni otro conocen completamente ni la terminología ni el tema de fondo de todas las reuniones en las que deberán trabajar. Por consiguiente, su preparación será doble: tendrán que confeccionar listas de vocabulario (forma) e informarse sobre el tema central de la reunión (fondo).

Un tercer aspecto de la preparación es la obtención (cuando los hay) de los discursos que serán pronunciados durante la conferencia (tarea ingrata donde las haya). Muchas veces no se obtienen por desorganización de los responsables de la conferencia, por desconocimiento, negligencia o incomprensión del orador. Ciertas organizaciones han hecho muchos esfuerzos en este campo para que cuando se vayan a pronunciar discursos escritos les sean suministrados a los intérpretes. Y esta es la última fase de la preparación. Como los discursos (cuando llegan) suelen llegar en el último minuto a cabina (a veces, incluso después de haber comenzado su lectura), la preparación de « último minuto » consiste en su lectura rápida en busca de términos o expresiones desconocidas antes de su lectura. A veces, cuando no hay tiempo material, hay que traducir a la vista.

 

3.       Un ejemplo práctico: la preparación de una conferencia en el Parlamento Europeo

 

Para explicar el trabajo y la preparación del Intérprete del Parlamento Europeo, es inevitable explicar primero la organización, estructura y división de los trabajos en esta organización.

3.1     Organización, funcionamiento y competencias del Parlamento Europeo

 

El Parlamento Europeo es la única institución comunitaria que se reúne y delibera en público. Sus debates, dictámenes y resoluciones se publican en el Diario Oficial de las Comunidades Europeas. En el hemiciclo, los diputados no se agrupan en delegaciones nacionales sino en función del grupo político al que pertenecen. En la actualidad, el Parlamento Europeo cuenta con ocho grupos políticos y algunos diputados no inscritos.

El Parlamento Europeo tiene tres tipos de competencias: legislativas, presupuestarias y de control del ejecutivo. Las competencias legislativas se ejercen de conformidad con cuatro procedimientos legislativos en función del carácter de la propuesta de que se trate: consulta simple (lectura única), procedimiento de cooperación (dos lecturas), procedimiento de codecisión (tres lecturas y dictamen conforme.[3]

 

El mes de trabajo del intérprete del Parlamento Europeo se podría dividir en cuatro semanas: dos semanas de reuniones de comisiones en Bruselas, una semana de reuniones de grupos políticos en Bruselas y una semana de Pleno en Estrasburgo. En la práctica, la división no es así de simple porque durante la semana de Estrasburgo paralelamente al Pleno se celebran reuniones de grupos políticos, de comisiones y de delegaciones. Durante una de las semanas de comisiones de Bruselas, se celebra un minipleno de dos días y los grupos políticos a veces se reúnen en un país miembro o candidato.

Las reuniones del Parlamento Europeo son las siguientes:

-          Grupos Políticos;

-          Comisiones;

-          Pleno;

-          Delegaciones Interparlamentarias;

-          Conferencias de Presidentes, que reúnen al Presidente del Parlamento y a los presidentes de los grupos políticos. Sus competencias incluyen la organización de los trabajos del Parlamento y el establecimiento del orden del día de los períodos parciales de sesiones.

-          Reuniones de Cuestores, que se encargan de los asuntos administrativos y económicos que afectan directamente a los diputados;

-          Reuniones de la Mesa (compuesta por el Presidente y los 14 Vicepresidentes);

-          Trílogo (reunión de representantes de la Comisión, del Parlamento y del Consejo);

-          Comité de Conciliación;

-          Reuniones de intergrupos;

-          Comisiones temporales de investigación;

-          Asamblea Paritaria ACP-PE.

 

Los grupos políticos son los siguientes:

 

PSE                 Grupo del Partido de los Socialistas Europeos

PPE                 Grupo del Partido Popular Europeo (Grupo Demócrata Cristiano)

UPE                Grupo Unión por Europa

ELDR              Grupo del Partido Europeo de los Liberales, Demócratas y Reformistas

GUE/NGL       Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica

V                     Grupo de los Verdes en el Parlamento Europeo

ARE                Grupo de la Coalición Radical Europea

I-EDN             Grupo de Independientes por la Europa de las Naciones

NI                    No Inscritos 

 

Durante las reuniones de grupo se celebran, por lo general, debates « orales » para los que no hace falta preparación terminológica previa aunque sí que es conveniente, poco a poco, familiarizarse con el habla de cada diputado y con su ideología. También, conviene echar un vistazo al orden del día y a la exposición de motivos de cada informe (resumen del informe y de las causas que lo han motivado). En estas reuniones, se debate y decide además la posición del grupo político sobre los informes que serán discutidos y votados en el siguiente Pleno, se distribuye el tiempo de palabra, etc. Asimismo, se discuten las prioridades políticas de cada mandato, la respuesta al programa de cada Presidencia del Consejo o la posición del Grupo en asuntos fundamentales de la Unión Europea como la ampliación, la UEM [4][4], etc.

 

Las Comisiones y Subcomisiones del Parlamento Europeo son las siguientes:

 

CI        Comisión de Asuntos Exteriores, Seguridad y Política de Defensa

SC1A  Subcomisión de Seguridad y Desarme

SC1B  Subcomisión de Derechos Humanos

C2       Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural

C3       Comisión de Presupuestos

C4       Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios y Política Industrial

SC4     Subcomisión de Asuntos Monetarios

C5       Comisión de Investigación, Desarrollo Tecnológico y Energía

C6       Comisión de Relaciones Económicas Exteriores

C7       Comisión de Asuntos Jurídicos y Derechos de los Ciudadanos

C8       Comisión de Empleo y Asuntos Sociales

C9       Comisión de Política Regional

C10     Comisión de Transportes y Turismo

C11     Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Protección del Consumidor

C12     Comisión de Cultura, Juventud, Educación y Medios de Comunicación

C13     Comisión de Desarrollo y Cooperación

C14     Comisión de Libertades Públicas y Asuntos Interiores

C15     Comisión de Asuntos Institucionales

C16     Comisión de Control Presupuestario

C17     Comisión de Pesca

C18     Comisión de Reglamento, Verificación de Credenciales e Inmunidades

C19     Comisión de Derechos de la Mujer

C20     Comisión de Peticiones

CT       Comisión Temporal encargada del seguimiento de las recomendaciones sobre la EEB

(Encefalopatía Espongiforme Bovina)

 

El trabajo de las comisiones consiste en el análisis y la enmienda de propuestas legislativas de la Comisión Europea. Las propuestas se suelen enviar a la comisión responsable y a veces a otra/s para opinión. Normalmente, en la Comisión competente se discute, enmienda y vota un informe redactado por un diputado en el que se expresa la posición que se recomienda que el Parlamento debe asumir sobre un reglamento concreto.

En lo que respecta a la preparación del intérprete, para el momento en que una propuesta concreta ha llegado a una comisión, ya se han producido diversos documentos (la propuesta original traducida en 10 lenguas, proyecto de informe del PE, enmiendas, etc) que el intérprete puede leer o recorrer diagonalmente. Estos documentos se suelen poner a disposición del intérprete en cabina unos 30 minutos antes del inicio de la reunión.

Cuando la propuesta llega al pleno, se trata de la siguiente manera: breve presentación (5-6 minutos) del ponente de la comisión competente seguida de la de los ponentes de opinión de otras comisiones y de uno o más diputados por cada grupo político. El tiempo total de palabra de cada día se asigna en función de la importancia del grupo y después es distribuido por este internamente. A veces, algunos oradores pueden recibir uno o dos minutos. El debate sobre cada punto del orden del día concluye con una intervención de un comisario de la Comisión Europea en el que anuncia la posición de esta sobre las enmiendas del PE a lo que siguen las votaciones y las explicaciones de voto.[5]

Además en el Pleno, también se tratan debates de actualidad y se llevan a cabo turnos de preguntas al Consejo y a la Comisión.

Tras examinar el número y el título de las comisiones, queda claro que desde el punto de vista del intérprete en pocas organizaciones será el trabajo tan variado como en el Parlamento Europeo. La mayoría de las organizaciones tienen un objetivo único: UNESCO, la educación y la cultura; FAO, la alimentación; OPAQ, las armas químicas; OSCE, la seguridad y cooperación en Europa; el Consejo de Europa, la protección de los derechos humanos y la democracia, etc. Pero en el Parlamento Europeo se tratan todos esos asuntos y muchos otros.

 

3.2     Preparación de la conferencia por la Dirección de la Interpretación del Parlamento Europeo

 

No son precisamente documentos lo que le faltan al intérprete del PE a la hora de preparar una reunión. Los expedientes son a veces tan voluminosos que difícilmente se podrían leer en un fin de semana los correspondientes a una sola reunión. Sin embargo, es indispensable tener todos esos documentos en cabina porque en el curso de la reunión se suelen hacer referencias concretas a uno u otro documento. Tengamos en cuenta, además,  que se trata de informes, de propuestas de resolución, etc, que el diputado ha preparado con ayuda de sus asistentes. Por eso la preparación perfecta es imposible, no hay tiempo material.

El apoyo técnico de los servicios competentes del PE en la preparación de una conferencia para el intérprete es de dos tipos:

 

a)         Preparación terminológica: el Centro de Documentación elabora listas de vocabulario,   agrupado por Comisiones y Delegaciones, que pone a disposición de los intérpretes. También, confecciona expedientes especiales para Audiencias Públicas. Se trata de listas de palabras agrupadas por temas y seleccionadas en función de su frecuencia de aparición y de su carácter técnico. Se da por hecho que un término que ha aparecido en una Comisión puede aparecer otra vez y hay que conocerlo. Además, solo se incluyen los que se salen de lo usual.

A continuación, figuran los documentos elaborados por el Centro de Documentación para uso de los intérpretes del Parlamento Europeo:

-          Guía de Comisiones: Se trata de un documento de 79 páginas compilado por un intérprete y destinado a intérpretes. Incluye todos los términos importantes usados en las comisiones y ordenados de manera lógica. Su objetivo es poner a disposición de los intérpretes una lista temática de los términos más útiles de cada Comisión. Su deficiencia fundamental es que la lengua de partida es el inglés y salvo casos excepcionales sólo incluye las lenguas de trabajo de las personas que lo han compilado: francés, alemán y a veces español, italiano y neerlandés.

El Centro de Documentación guarda en sus archivos estas listas de vocabulario clasificadas por tema (por ejemplo, encefalopatía espongiforme bovina, fraude del tránsito comunitario, Organización Mundial del Comercio), por Comisión (agricultura, pesca, interior, etc) o por Delegación (relaciones con Rusia, con el Mahgreb, etc). Además, guarda en sus archivos también todos los documentos de las Audiencias Públicas que se han celebrado hasta la fecha de modo que si alguna se repite se puede recuperar el material de interés.

 

-          Guía de Delegaciones: Con 160 páginas, sigue el modelo de la Guía de Comisiones pero cubre las áreas temáticas de las delegaciones interparlamentarias.

 

-          Procedimiento parlamentario: Documento muy útil de 15 páginas que contiene todas las fórmulas de procedimiento utilizadas en el Parlamento Europeo pero con las mismas limitaciones lingüísticas que los dos anteriores.

 

-          Expedientes para Audiencias Públicas, reuniones de Delegaciones Interparlamentarias o comisiones de servicio

 

En estos expedientes, se incluye un léxico extraído, en función del tema tratado o de la comisión competente, de las páginas de la Guía de Comisiones y de la de Delegaciones o de Eurodicatom.

El Parlamento Europeo publica otros documentos que pueden ser de utilidad para los intérpretes. El documento más importante son las Actas literales de las sesiones que recoge los discursos de los diputados sin traducir, o sea cada uno en la lengua pronunciada. El sector español de la División Central de Prensa publica la Guía de la Sesión la semana antes del pleno de Estrasburgo. En ella se da un breve resumen de los temas inscritos en el orden del día y de los contenidos de los informes y demás documentos parlamentarios. Conviene, como sucede con los informes, leerla en nuestra lengua activa y recorrerla en diagonal en nuestras lenguas de trabajo. Además, durante el desarrollo de la sesión plenaria el sector español publica dos comunicados de prensa diarios. Al término de la sesión plenaria aparecen la publicación Ecos de la Sesión y el periódico divulgativo Tribuna del Parlamento Europeo.

 

Otros documentos de interés son los siguientes:

 

-          Guía de la localización de los documentos oficiales en Bruselas - ES (Ver Anexo 6).

 

-          Steps to follow if you require a particular language version of a report on Intranet (Documento del Centro de Documentación - sin referencias). (Ver Anexo 7)

 

-          Lista de los Diputados (última edición del 5-11-1997 - ISSN 0256-243 X. Contiene: composición de la mesa; lista de diputados por orden alfabético; lista de los partidos políticos representados en el PE por país; composición de la secretaría general del PE; composición de los partidos políticos; composición de las Comisiones y Subcomisiones; composición de las Delegaciones Interparlamentarias.

 

-          Lista en las 11 lenguas oficiales de los grupos políticos del Parlamento Europeo (Anexo 2). Página 3 de cualquier ejemplar de las Actas literales de las sesiones.

 

-          Abreviaturas en español de los Grupos Políticos del Parlamento Europeo y de los Procedimientos Parlamentarios(Anexo 3), página 2 de la Guía de la Sesión del Parlamento Europeo, Dirección General de información y relaciones públicas.

 

-          Glossary of parliamentary terms and jargon en A modern guide to the European Parliament de Martin Westlak. Págs. 230-251.

 

-          Manual de instrucciones de Eurodicatom, resumen elaborado por el Centro de Documentación.

 

Otros documentos a disposición de los intérpretes son las diferentes publicaciones informativas y los documentos parlamentarios (informes, propuestas de resolución, actas, órdenes del día, listas de voto, actas literales, etc).

 

b)        Preparación de fondo: El objetivo es poner a disposición del intérprete los documentos necesarios que le permitan entender correctamente los asuntos que se tratarán durante la reunión. El Centro de Documentación pone en marcha la preparación de una Audiencia Pública tras recibir la comunicación de la Comisión organizadora. A continuación, se pone en contacto con esta para solicitarle los documentos más relevantes como el orden del día, la lista de participantes, los documentos de referencia, los textos de los discursos y otros documentos [6]. Al mismo tiempo, le envía una breve lista de tres sugerencias para los oradores. A saber, que hablen en su lengua materna, despacio y articulando, y que no lean textos escritos. [7]

 

El Centro de Documentación prepara expedientes no solo para las Audiencias Públicas, sino también para las reuniones de Delegaciones Interparlamentarias y para las comisiones de servicio. En las carpetas, aparte de las listas de vocabulario (preparación terminológica) se suelen incluir informes de la dirección general de estudios y resúmenes de prensa diaria o, a veces, de la Oficina de Prensa de la Comisión Europea. Los documentos de fondo relacionados con una Audiencia Pública los suele suministrar el Administrador responsable de la Comisión competente.

Otros instrumentos de ayuda al intérprete son los siguientes:

Europarl es la dirección Internet/Intranet del Parlamento Europeo. Sus seis apartados son:

-          Situación y desarrollo de la Unión Europea;

-          Servicio de Prensa: contiene noticias de prensa, actividades diarias del PE, comunicados de la presidencia;

-          Información práctica: Quién es quien en el PE (directorio de los eurodiputados), Diario del Parlamento Europeo, orden del día de las sesiones parciales, comisiones y delegaciones;

-          Informes parlamentarios y procedimiento: informes (selección por autor), discursos de plenos y audiencias públicas;

-          Documentación y estudios: Procedimiento presupuestario, actividades de STOA (Scientific and Technical Options Assessment) y otros;

-          La Unión Europea y sus ciudadanos: el Defensor del Pueblo Europeo, etc.

 

Eurodicatom es una de las bases de datos a disposición de los intérpretes del Parlamento Europeo. El Centro de Documentación ha distribuido a los intérpretes las instrucciones de funcionamiento resumidas en una hoja[8]. Eurodicatom es una base de datos terminológica creada en 1973 por los Servicios de la Comisión de las Comunidades Europeas y puesta en marcha en 1976. Su objetivo era ayudar a traductores y otros funcionarios de las instituciones europeas en sus trabajos terminológicos. Su sistema informático le permite una ampliación regular de la base y una actualización semanal.

Eurodicatom contiene la terminología de los diferentes ámbitos de actividad de la Comisión, especialmente de las nuevas tecnologías, telecomunicaciones, informática, nuclear, agricultura, pesca, mina, siderurgia, construcción, ingeniería civil, química, medicina, economía y finanzas, comercio, derecho, administración, estadísticas, transportes, mecánica, mundo del trabajo y medio ambiente. Los datos terminológicos son preparados por los administradores del banco de datos y por terminólogos que utilizan una gran variedad de recursos: obras de referencia, revistas técnicas especializadas, glosarios, fichas de traductores, etc. Existe una amplia colaboración exterior con otras instituciones europeas, organismos internacionales, asociaciones profesionales, editores, universidades y centros de investigación. En este momento, Eurodicatom contiene aproximadamente 1.000.000 de términos y 300.000 abreviaturas. Tiene entradas en las 11 lenguas oficiales de la Unión Europea y en latín.

Otras bases de datos terminológicas de las instituciones europeas son THECLA con 1505 palabras clave utilizadas en la publicación de sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea y JUDIT con 771 términos extraídos de los Estatutos del Tribunal, de su Reglamento, de la Secretaría y de la decisión por la que se crea el Tribunal de Primera Instancia.

 

GERI es un programa informático del Parlamento Europeo. Un documento importante para el intérprete es su programa de trabajo. Está claro que en cabinas de tres intérpretes es teóricamente posible pero irreal cubrir las once lenguas oficiales de la Unión Europea. Geri permite consultar el programa de trabajo personal de cada intérprete, muestra el título de la reunión, la hora de inicio y de final y las lenguas que cubre cada cabina. Es muy útil cuando, en reuniones de once lenguas, se desea saber las combinaciones de los compañeros porque no siempre se trabaja en directo (Ver Anexo 9).

 

3.3     Preparación individual del intérprete del Parlamento Europeo

 

Hay una serie de documentos que conviene leer para estar al tanto de lo que sucede en el Parlamento (fondo) y para aprender nuevos términos (forma). El documento básico son las Actas literales de las Sesiones que recogen los discursos pronunciados por los diputados en su lengua materna. El problema es que no hay tiempo material para leerlos todos porque recogen todos los discursos pronunciados desde el lunes por la tarde hasta el viernes al mediodía. O sea, muchas horas de discursos y debates. Lo que sí se puede hacer es leer en lengua original los discursos que más nos interesen (sea por la lengua o por el tema tratado) de la semana del Pleno de Estrasburgo así como los de los dos días del Minipleno de Bruselas.

Un segundo documento de interés es el titulado Tribuna del Parlamento Europeo que se publica al término de la sesión y contiene un resumen de lo acaecido. Es interesante leerlo tanto en nuestra lengua pasiva como recorrerlo en diagonal en nuestras lenguas de trabajo en busca de términos desconocidos. Dado el carácter técnico de muchos informes, no es de extrañar que siempre aparezca algún término nuevo para el lector.

Hay ciertos documentos que conviene tener en cabina bien a la vista:

-          Una lista de los 8 grupos políticos del PE. A veces, sólo se mencionan sus siglas y no es tan fácil restituirlas en español en una fracción de segundo como puede parecer. Con ayuda de ese soporte escrito, su traducción será más fácil y poco a poco se convertirá en un acto reflejo.

-          Una lista de las comisiones porque hay que dar la traducción precisa y no la aproximada.

-          Una lista de diputados. Hemos dicho que uno de los puntos débiles del intérprete es la restitución de los nombres propios. Conviene tener la lista al alcance de la vista para que en caso de pronunciación de un apellido desconocido de difícil comprensión se pueda examinar la lista rápidamente (dispuesta en orden alfabético) y detectar el apellido pronunciado.

-          Un Reglamento del PE porque a veces se hace referencia a un artículo y se lee a toda velocidad lo cual pone en aprietos al intérprete.

 

Hay que tener mucho cuidado con la terminología propia del Parlamento Europeo. Ya se sabe que « en casa de herrero, cuchillo de palo ». Resulta que aunque se trabaje en un entorno multicultural y multilingüe, las dos lenguas principales en las instituciones europeas son inglés y francés y precisamente en estas dos lenguas se van creando nuevas palabras que, rápidamente, se transfieren a las otras nueve lenguas. Si no se busca una solución rápidamente, los mismos intérpretes pueden contribuir a instalar extranjerismos en el idioma. Por lo general, el intérprete se apoya en el trabajo previo del traductor que se ha encargado de la traducción del documento original y ha dispuesto de tiempo para encontrar la mejor solución posible. Aunque no siempre es así porque ellos no siempre están en contacto con expertos (en sala de conferencias) como los intérpretes y a veces no escogen el término correcto cuando el intérprete si que tendrá la oportunidad en sala de escuchar el término empleado durante la intervención de su delegado.

Sin embargo, se pueden hacer excepciones porque no siempre tenemos que estar de acuerdo con los traductores o con la formulación lingüística de los delegados o diputados. Puede suceder que ni unos ni otros conozcan el término adecuado o que un intérprete les haya « contagiado » un extranjerismo y estos, a su vez « contagien » a otros intérpretes. Cuando en los documentos de preparación para la conferencia que se nos suministran, el traductor ha traducido un término de una manera que no nos convence o es manifiestamente incorrecta. ¿Podemos utilizar el de nuestro agrado? ¿Cuándo no hacer caso al traductor? En mi opinión, cuando se salta las reglas. Por ejemplo, cuando traduce Accord de cooperation et partenariat por Acuerdo de cooperación y colaboración? o peor aún, por Acuerdo de partenariado.

Otro ejemplo de lo mismo es la traducción de un término francés muy de moda: trilogue. Este término fue creado con motivo de la organización de reuniones en las que participaban representantes de tres instituciones europeas: el Parlamento, la Comisión y el Consejo de Ministros. En francés se creó una palabra nueva « trilogue ». Los traductores españoles (lógicamente, no hay un sólo traductor que traduzca todos los documentos) no se han puesto de acuerdo.  Hasta ahora circulan tres versiones: diálogo a tres bandas, diálogo tripartito e incluso triálogo. Sin embargo, el más lógico, en mi opinión, apenas se oye. Se trata de «  trílogo ». Quizás por miedo a meter la pata se ha huido del calco del francés que sería la mejor solución y además se respetarían las reglas de creación de neologismos puesto que esta palabra se compone de « tri » (= tres) y de « log » (raíz del griego « logos », palabra, derivado de « lego », decir, [8] y ha sido creado siguiendo el ejemplo de « monólogo » y no de « diálogo ». Los dos primeros son correctos aunque contrarios a la economía del lenguaje. El que es manifiestamente incorrecto es « triálogo » porque « diálogo » se compone de un solo lexema y « tria » no es « tres ».

 

Citemos otro ejemplo: Task Force es un término inglés que siempre he encontrado sin traducir en documentos de la Unión Europea y que apenas se traduce en cabina en las reuniones de las instituciones europeas. Sin embargo, sí que he leído y oído una traducción en otras organizaciones internacionales: Grupo de Tareas. Sucede que cuando surge un término nuevo en un discurso y el intérprete no encuentra la traducción adecuada en la fracción de segundo de que dispone, la palabra se deja sin traducir con el pretexto de que « el cliente entenderá mejor el original que una traducción inadecuada ». Buen pretexto. Pero lo que no se puede consentir es que eso pase dos veces y menos aún por escrito. Lo que habría que hacer es buscar, investigar, porque a lo mejor hay alguien que lo ha traducido ya. Y si no, preguntar. Si nosotros no somos capaces, a lo mejor algún colega si que es capaz de dar con la solución. Pero dejarlo tal y como está, sólo vale la primera vez que se lo encuentra inesperadamente el intérprete en cabina. Porque la reacción lógica debe ser tomar nota del término y buscar una solución. Lo contrario sería la táctica del avestruz, esconder la cabeza. Nuestro discurso no puede estar salpicado de términos de otros idiomas: hay que partir del principio de que nuestros clientes sólo entienden español y para eso estamos nosotros para traducir en español. Esto forma parte de la preparación del intérprete, aunque sea « a posteriori ».

3.3.1    Preparación para reuniones de Comisiones o Delegaciones

 

En cuanto al trabajo de cada día, está claro que cuando llegamos a cabina por la mañana y vemos una voluminosa carpeta que contiene el orden del día y los documentos (informes, recomendaciones, etc) de una reunión de grupo político o de comisión, llegamos a la conclusión de que no podemos leerlo todo, ni siquiera una ínfima parte. Lo que sí deberíamos hacer al menos (si llegamos media hora antes del inicio de la reunión) es leer la exposición de motivos de los informes presentados por los diputados que se expresarán en nuestras lenguas de trabajo o el informe más técnico, el que nos preocupa más, buscar las siglas, y los nombres propios porque el ponente comenzará su intervención exponiendo los antecedentes del informe a lo que seguirá un debate.

Otra forma de preparación continua consiste en algo tan obvio como tomar nota en cabina de las palabras desconocidas que van saliendo durante la reunión para elaborar posteriormente listas de vocabulario propias ordenadas por comisiones o temas. Estos léxicos nos serán muy útiles durante la siguiente reunión.

 

3.3.1.1 Preparación de una reunión de Comisión

Quizás una de las Comisiones más « difíciles » del Parlamento Europeo sea la de Pesca. Y no sólo por su carácter técnico sino porque la mayoría de los diputados que la integran (aparte de los españoles) son anglohablantes de Inglaterra, Escocia, Irlanda del Norte y República de Irlanda, o sea, una variada representación de todos los tipos posibles de inglés como lengua materna. Además, esta Comisión suele organizar Audiencias Públicas a las que se invita a grupos de pescadores de cualquier país miembro pero principalmente de los países productores más importantes: España, Francia, Reino Unido, Irlanda e Italia. ¿Cómo prepararse esta Comisión? El acto reflejo de cualquier intérprete es procurarse el glosario en 11 lenguas que el Centro de Documentación pone a disposición de los intérpretes pero eso no es suficiente. Citemos, por ejemplo, uno de los pares de términos inglés-español que recoge el léxico: redes de enmalle-gill nets. Está muy bien conocer el par inglés-español pero es conveniente además tener bien presente que Redes de enmalle son artes pasivos que forman una pared vertical en el mar interceptando a los peces en sus desplazamientos. Sus características difieren en su longitud, abertura de malla, montaje del arte, material, grosor y color del hilo de la red y número de paños del arte (el trasmallo emplea tres redes).[9] Esta información no la encontraremos en un léxico sino en una enciclopedia o documento especializado. Sin embargo, es muy importante conocer ese dato porque más tarde o más temprano se hará referencia a algún aspecto de la red: dimensiones, material con que se ha fabricado, etc. O se iniciará un debate en los medios de comunicación (como sucede en este momento) sobre el deseo de prohibir estas « redes de la muerte » (ver prensa española de 13.04.1998) que matan delfines, tiburones, etc, que quedan atrapados en estos artes de pesca no selectivos. Por esa razón, se pueden perder detalles esenciales para la comprensión durante un debate. La conclusión es que conviene leer sobre la pesca en libros de divulgación o enciclopedias en una primera fase, para después, ojear los documentos de sala de cada reunión y comparar las diferentes versiones lingüísticas, la de nuestra lengua activa y las de nuestras lenguas de trabajo. La preparación continúa durante la misma reunión porque, a veces, quizás porque no se suministran los documentos en nuestra lengua activa, solo saldremos de dudas con respecto a un término o a su traducción del inglés, francés, etc, después de haber oído al experto.

 

3.3.1.2 Preparación de una reunión de Delegación Interparlamentaria: Reunión de la delegación del PE para las relaciones con Rusia

 

La lista de documentos en este caso es considerablemente más amplia que la de otros tipos de reunión. La preparación es más de fondo que de forma. Al ser una reunión política, hay poco vocabulario que preparar pero sí mucho que leer. Lo fundamental es conocer la actualidad del país y los apellidos de sus principales dirigentes, y sobre todo, de los visitantes. La dificultad de la interpretación es menos léxica que de forma.

Lista de documentos:

1.         Orden del día. Pe 223.391 - 1 página

2.         Lista de diputados de la Duma y de miembros del Consejo de la Federación de Rusia asistentes a la primera reunión de la Comisión de Cooperación Parlamentaria Unión Europea/Rusia. EUR/DL/cs. 2 páginas.

3.         UNICE declaration on the relations between Russia and the European Union

08.07.1997 - EUR/JD/cs - 12 páginas.

4.         Background note on the economic situation of Russia and its relations with the European Union. 4 November 1997. EUR/DL/cs (FDR 331187) - Directorate General for Research - PE 223.390. 12 páginas.

 

5.         Draft Rules of Procedure of the European Union - Russia Parliamentary Cooperation Committee.  PE 224.648. 5 páginas.

6.         Federal Law of the Russian Federation on Freedom of Conscience and on Religious Associations. 18.11.98 - EUR/DL/cs - 16 páginas.

7.         Summary Report of the mission to Moscow undertaken by Ms Constanze Krehl, Chairman, EP Delegation for relations with Russia. September 23/24, 1997. Dl: Sept 25, 1997. Interparliamentary Relations, Europe Division. 5 páginas.

8.         Sixth Interparliamentary Meeting - European Parliament - Russian Parliamentary Assembly, Moscow June 16-19, 1997. Report from the Chairman: Mrs. Constanze Khrel. 26 June 1997 - EUR/DL/cs - FDR 328571. PE 223.042. 7 páginas.

9.         « Russia » - European Parliament - Interpretation Directorate - Documentation Centre/Mg/DW - Bruxelles, 28.11.97. 35 páginas.

10.       The European Union and the Russian Federation - Partnership and Cooperation Agreement. Official Journal of the European Communities (L 327, 28 de noviembre de 1997). 12 páginas.

11.       Questions and answers about the Partnership and Cooperation Agreement (PCA) between the European Union and the Russian Federation. (sin referencias) - 6 páginas.

12.       First EU-Russia Parliamentary Cooperation Committee Meeting - Speaking points for Sir Leon Brittain - 5 páginas

 

El documento 1, como todo orden del día, es básico porque permite saber de qué se va a hablar. Ya hemos hablado de la dificultad de restituir nombres propios, siglas y cifras. Por consiguiente, el documento 2 es indispensable en cabina. Los documentos 3 y 4 son lectura obligada si no se está bien informado sobre la actualidad rusa. En caso contrario, es « prescindible ». El documento 5 (Proyecto de reglamento de la Comisión de Cooperación Parlamentaria Unión Europea-Rusia) era fundamental porque era uno de los puntos del orden del día y al que se haría referencia repetidamente. El problema principal en relación con el documento 6 (otro punto tratado ampliamente durante la reunión) es que era una traducción en inglés de un texto original ruso. Sin embargo, este asunto fue expuesto en ruso por los diputados rusos por lo que la preparación terminológica no fue la mejor posible. Los documentos 7 y 8, al ser resúmenes de las comisiones de servicio de la Presidenta de la Delegación del Parlamento Europeo, fueron muy útiles para saber que temas se trataron en las reuniones precedentes.  El documento 9 es uno de los expedientes especiales que prepara el Centro de Documentación de la Dirección de la Interpretación. Contenía entre otros: orden del día de la reunión en cuestión; mapa de Rusia; breve resumen (1 página) de cada una de las antiguas repúblicas soviéticas en el que se incluyen datos geográficos, históricos, administrativos, constitucionales y políticos; nombres de los políticos principales de cada país. El documento 10 era un punto del orden del día. Por consiguiente, se trataba de un documento de lectura obligada. El documento 11 era de lectura optativa. El documento 12 era el texto original del discurso pronunciado por el Comisario Sir Leon Brittain el 2 de diciembre y entregado a los intérpretes 5 minutos antes de pronunciarlo, con poca antelación pero suficiente para hacer una buena traducción a la vista.

El problema principal es que en este tipo de reuniones no hay 11 lenguas como en las de Comisiones del Parlamento Europeo porque no siempre están representados diputados de los 15 países miembros. El Anexo 10 es una muestra de reunión « anormal »: con solo 4 lenguas. Los símbolos que figuran debajo del nombre de cada intérprete indican su combinación lingüística (los símbolos para francés e inglés no suelen figurar en la combinación de los intérpretes de cabina española). Por ejemplo, R es ruso, NL neerlandés, De alemán, It italiano, Pt portugués, Es español, Da danés, Fr francés, En inglés, F finés, S sueco.

Además, la mayoría de los documentos de sala están redactados únicamente en inglés. A lo sumo, a veces se añade el francés. Esto dificulta un uso preciso de la terminología española lo que puede dificultar la labor del intérprete, a no ser que el intérprete de cabina española o de cualquier otra cabina distinta de la inglesa, dedique tiempo adicional a investigaciones terminológicas.

Una característica de esta reunión fue la « sobrecarga » de información (118 páginas en total en los 12 documentos) y el elevado número de discursos escritos pronunciados en dos días y medio de reunión (prácticamente,  los 20 diputados del Parlamento ruso pronunciaron cada uno un discurso sobre temas de su competencia: agricultura, industria, economía, defensa, exteriores, religión, etc). En resumidas cuentas, un 50% del tiempo se dedicó a la lectura de discursos escritos y el resto a debates. De todos los discursos leídos, sólo se recibió en cabina uno (por cierto, de un comisario anglohablante de la Unión Europea). 

3.3.2    Preparación para el Pleno o para las Audiencias Públicas

 

Es imperdonable que en un pleno del PE, el intérprete tropiece con dificultades léxicas que habría podido evitar preparándose bien. Los informes hay que leerlos, si no todos, al menos los del día de trabajo asignado. Las dificultades perdonables son de otro tipo. Por lo demás, el trabajo del intérprete no se limita a sus medias horas u oradores [10] puesto que cuando no se trabaja es conveniente prestar atención o ayudar, eventualmente, al compañero. No, hay algo más que hacer, sobre todo en los Plenos. Es muy conveniente leer, si no todos los informes de la semana (tarea descomunal) al menos sí todos los del día que nos toque y no únicamente los de mañana o tarde en función del Pleno que se nos haya asignado, porque se puede cambiar el orden en el último momento y estaremos en un aprieto. Además, hay que leer en diagonal los documentos escritos en nuestras lenguas de trabajo para buscar vocabulario.

Una dificultad que surge a menudo en organizaciones internacionales como el Parlamento Europeo es que se trabaja con distintas versiones lingüísticas de informes y otros documentos. A veces, a la hora de discutir enmiendas o de aprobar un informe, un diputado puede sugerir que se suprima una palabra. Pero como resulta que en la traducción al igual que en la interpretación no siempre se traducen palabras sino el sentido, puede suceder que esa palabra no figure en otras versiones lingüísticas. La preparación consiste en que antes de comenzar la reunión se ordenen bien los documentos porque, a veces, se hará referencia a un párrafo X de un documento X que será leído a toda velocidad y conviene tener preparada la versión española que es la que el diputado espera oír.

En el Pleno, las votaciones no se preparan. Los servicios de sesión han preparado una carpeta con los fórmulas administrativas o protocolarias habituales que el intérprete se limitará a traducir a la vista. Además, podrá leer los resultados de las votaciones en una pantalla instalada en cabina al mismo tiempo que el/la presidente/a procede a su lectura, lo cual ayuda mucho.

3.3.2.1 Preparación de una Audiencia Pública: Audiencia Pública en la Comisión de Derechos de la Mujer sobre la sentencia del Tribunal de Justicia en el asunto Marschall

 

En este caso concreto, la semana anterior a la celebración de la Audiencia Pública, el Centro de Documentación puso a disposición de los intérpretes un juego de documentos que se componía de:

-          el proyecto de orden del día (únicamente en inglés para todas las cabinas). 1 página. Ver Anexo 11.

-          Propuesta de Directiva del Consejo por la que se modifica la Directiva 76/207/CEE relativa a la aplicación del principio de igualdad de trato entre hombres y mujeres en lo que se refiere al acceso al empleo, a la formación y a la promoción profesionales, y a las condiciones de trabajo. Bruselas 27.03.1996. COM (96) 93 final. 96/0095 (CNS). 7 páginas.

-          Sentencia del Tribunal de Justicia de 11 de noviembre de 1997: Igualdad de trato entre hombres y mujeres - Igual capacitación de candidatos de distinto sexo - Preferencia por las candidatas femeninas - Cláusula de apertura. Asunto C-409/95, 10 páginas.

Este juego de documentos (salvo el orden del día) se presentó en 11 versiones lingüísticas (las de las lenguas oficiales del Parlamento Europeo) y en tres ejemplares por cada versión lingüística (el número de intérpretes por cabina).

Hasta aquí llega el trabajo del Centro de Documentación. El trabajo personal del intérprete consiste en leer los documentos en su lengua activa y en recorrer diagonalmente los de sus lenguas de trabajo para hacer una lista del vocabulario relevante. Especialmente en este caso que nos ocupa, técnico-jurídico, conviene hacer una lista para utilizar el término adecuado en cada caso. Términos franceses como « Cour » y « Tribunal » se prestan a confusión si no se conoce el contexto: es decir, el hecho de que jueces y especialistas denominan « Tribunal » al « Tribunal de Première Instance » y « Cour » a la « Cour de Justice ». En español, los dos son Tribunales, pero el primero se traduce como Tribunal de Primera Instancia mientras que el segundo es el Tribunal de Justicia, la instancia superior.

 

Veamos la lista de vocabulario que extraje de esas 17 páginas. Me limitaré a presentar la versión inglés-español por razones prácticas aunque la más importante para mí en este caso fue la neerlandesa porque el neerlandés es una de mis lenguas de trabajo y fue la lengua dominante de la Audiencia al ser la Presidenta de la Comisión de Derechos de la Mujer, la Sra. Van Dijk,  diputada neerlandesa.

Saving clause Cláusula de apertura

Preliminary ruling Decisión prejudicial

Proceedings pending before that court...    Litigio pendiente ante dicho órgano jurisdiccional.

Sitting Audiencia Pública

Order Resolución

Delivered in open court in Luxembourg Pronunciada en audiencia pública en Luxemburgo.

Todo el que utilice en sus estudios o trabajo la lengua inglesa y examine esta pequeña lista de seis términos, se dará cuenta de que hice bien en elaborarla. Se trata de conceptos claramente delimitados y había que utilizar en cada momento el propuesto y no cualquier otro. En suma, no se admiten sinónimos en este tipo de reuniones.

El reflejo natural de cualquier intérprete que hubiera oído el término « en faena » sin haberse preparado los textos escritos hubiera sido el de traducir « saving clause » por « cláusula de salvaguarda », « preliminary ruling » por « fallo/decisión preliminar », « proceedings » por « procedimiento », « sitting » por « sesión », « order » por « decisión » o « auto » e incluso « orden » y la traducción podría haber sido menos adecuada para « delivered in open court ». En resumidas cuentas, si no hubiera habido preparación previa, no se hubieran usado los términos que esperan oír los expertos y hubiera prevalecido la literalidad o extranjerismos y calcos incluso entre los mejores intérpretes.

 

3.3.2.2 Ejemplo de preparación de un Pleno [11]: semana del 30 de marzo al 3 de abril

 

En este caso, se trata del Pleno de la sesión parcial del 30 de marzo al 3 de abril. Me tocó trabajar en el Pleno nocturno (de 21:00 a 24:00). Por prudencia, preparé todos los informes del miércoles (los leí en español y busqué el vocabulario relevante en mis lenguas de trabajo en el PE: inglés, francés y neerlandés). Los informes tratados durante esas tres horas fueron los siguientes:

a)         Informe Cabrol sobre la idoneidad de los donantes de sangre y de plasma y la selección de las donaciones de sangre en la Comunidad Europea.

b)        Informe Dührkop Dührkop sobre las orientaciones para el procedimiento presupuestario 1999. Sección III: Comisión.

c)         Informe Viola sobre las orientaciones para el procedimiento presupuestario 1999 - Otras secciones.

d)        Informe Dührkop Dührkop sobre la adaptación de las perspectivas financieras en función de las condiciones de ejecución.

e)         Informe Schwaiger sobre las ayudas a Bosnia-Herzegovina, Croacia, la República Federal de Yugoslavia y la antigua República Yugoslava de Macedonia.

f)         Informe Daskalaki sobre Estrategia post-SFOR en Bosnia-Herzegovina.

Al final se añadió otro informe a última hora:

g)         Informe Marset Campos sobre la Comunicación de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo sobre las estrategias para reducir las emisiones de metano.

A título de ejemplo, citaré la lista de vocabulario extraída de esos informes pero solo en inglés-español:

a)         CJD: Enfermedad de Creutzfeld Jacob

Las siglas suelen presentar problemas. Aunque esta es muy conocida. Puede suceder que en medio de un discurso, el orador diga a toda velocidad /si, dzei, di/, y hay que estar preparado si no la reconocemos instantáneamente para identificarla en la lista que tenemos a la vista.

Packed cell volume: Volumen de los hematíes concentrado

Apheresis plasma: Plasma para fraccionamiento

Automated plasmapheresis: Plasmaféresis automatizada

Vocabulario técnico del que reconozco que hasta que lo leí no tenía ni idea de lo que significaban los conceptos. Por supuesto, tampoco conocía la traducción en español.

 

b)        Provisional appropiation: Créditos provisionales

Greening of the budget: Ecologización del presupuesto

Save II, Altener II, Tillich-Mulder procedure...

EDF - FED (Fondo Europeo para el Desarrollo)

Los nombres propios son importantísimos. Es uno de los escollos donde se puede estrellar el intérprete sobre todo si son propios de lenguas distintas a sus lenguas de trabajo. En este caso, tomé nota de dos programas de la Comisión Europea, Save II, Altener II y de un procedimiento presupuestario que lleva el nombre de dos diputados: un alemán y un neerlandés.

Las abreviaturas son, como he dicho anteriormente, otro elemento al que hay que prestar mucha atención. Todos deberíamos de saber que el FED es el Fondo Europeo de Desarrollo. Pero si en medio de un discurso a toda velocidad oímos hablar del /ei, di, ef/, lo más probable es que no sepamos de qué está hablando el orador.

En cuanto a « provisional appropiation » y « greening of the budget », aunque entendamos estos términos gracias al contexto, es preferible utilizar la palabra exacta que conoce el diputado y que ha leído en su informe en versión española a un buen sinónimo, que le costará identificar.

g)         Nitrous oxide: Óxido de dinitrógeno

Sludge treatment: Tratamiento de residuos sólidos urbanos

Landfill: Vertedero

En resumen, nuestra lista de vocabulario suele incluir los términos técnicos (como dos de estos tres últimos) junto con las abreviaturas y siglas (aún cuando las conozcamos), los nombres propios y palabras o expresiones concretas para las que no cabe el uso de sinónimos y por supuesto las expresiones desconocidas.

 

4.       Conclusión

 

Los resultados de una encuesta realizada a 260 intérpretes de conferencias de todo el mundo, miembros de AIIC, muestran que el orden de importancia (de mayor a menor) que se les da a los documentos necesarios para preparar una conferencia es el siguiente:

 

-          documentos que serán leídos en la conferencia,

-          listas terminológicas personales,

-          diccionarios bilingües,

-          listas terminológicas proporcionadas por el cliente,

-          glosarios,

-          bases de datos personales,

-          diccionarios explicativos.

 

Además, un examen detallado de las respuestas permite llegar a la conclusión de que el 80% de los entrevistados sitúan en primer lugar de importancia a los documentos que serán leídos en la conferencia a la hora de efectuar su investigación terminológica, 84% conservan documentos de conferencias en las que han trabajado y disponen de algún sistema de clasificación, 68% por tema, 15% por cliente, 15% por tema y cliente y 2%, alfabético [12].

 

Como ya hemos dicho, la interpretación es oral y la traducción, escrita. Por esa razón, no se deberían leer discursos en conferencias. Lo escrito siempre se puede leer tranquilamente fuera de la conferencia y además se asimilarán mejor las ideas que si hay que prestar atención a una lectura a toda velocidad, sin entonación ni ritmo. Si el objetivo del orador es convencer a los oyentes de lo bien fundado de sus argumentos, no lo conseguirá leyendo discursos a toda velocidad. Los oradores expertos, cuando quieren de verdad transmitir un mensaje, no leen, explican. Incluso en las grandes ocasiones, cuando se trata de pronunciar un discurso de estado, el ritmo es de discurso oral, aunque se lea. No es un fenómeno inusual que los asistentes a una conferencia no presten mucha atención a esos discursos a toda velocidad y sin entonación, aburridos, porque además, lo que se pretende decir en 10 o 20 minutos, se puede decir en 5 con un lenguaje llano, menos « escrito » y « convenciendo ».

 

Los servicios de conferencias de las grandes organizaciones internacionales suelen pedir a los oradores que proporcionen copias de sus discursos para entregarlos al servicio de interpretación. En la práctica, estos no suelen proporcionarlos por diversas razones: desconfianza, porque no han dactilografiado el texto, lo han redactado en el último minuto, etc. Personalmente he calculado que de los discursos que he interpretado he recibido un 1% en cabina antes de interpretarlos.

 

La preparación de último minuto es la que tenemos que efectuar en cabina misma en las raras ocasiones en las que se nos proporciona una copia del discurso que será pronunciado minutos después. Ya hemos dicho que la interpretación es oral y la traducción escrita, que la interpretación de textos escritos no es « natural » y puede llegar a ser imposible. En efecto, la lengua escrita presenta estructuras distintas de la lengua oral, inversiones, alta densidad léxica, etc, que dificultan enormemente su interpretación oral. Además, el orador que lee un texto suele tener mucha « prisa ». Lee sin ritmo ni entonación y sin hacer las pausas lógicas de la lengua oral o las de comas o puntos en textos escritos.  Sin embargo, suele suceder que en conferencias y congresos, el orador de turno lleve preparado un discurso que leerá a una velocidad media de 200 palabras por minuto. Si tomamos como media las 6-8 páginas por día que traduce un traductor de Naciones Unidas, [13] llegamos a la conclusión de que al intérprete se le obliga a que traduzca cuarenta veces más rápido que al traductor y es prácticamente imposible trabajar en esas condiciones. Si se tiene el discurso del orador en cabina unos minutos antes de que comience a pronunciarlo, se podrá recorrer rápidamente en diagonal a la busca de términos desconocidos y cuando el orador empiece, hacer una traducción a la vista pero sin dejar de prestar atención a su pronunciación porque se suelen añadir o suprimir frases. 

 

Por último, la lectura de los capítulos anteriores nos lleva a la conclusión de que tanto la formación como la preparación del intérprete es continua y doble: oral (escuchando programas de radio o televisión en sus lenguas de trabajo) y escrita (leyendo en sus lenguas de trabajo y ampliando sus conocimientos léxicos y generales).

 

Teniendo en cuenta todo lo dicho, ¿cómo procederíamos entonces en el caso práctico de que nos ofrecieran trabajo por primera vez en una organización para la que no hemos trabajado nunca, por ejemplo, en el Tribunal de Justicia de la Unión Europea? Esto es lo que yo haría:

 

En esta organización se le da mucha importancia a la preparación porque se trata de un campo aparte, especializado. Normalmente, cada día de contrato va acompañado de un día de preparación in situ durante el cual se leen todos los documentos relativos al asunto que será tratado durante la vista del día siguiente.

 

Todos hemos estudiado durante la carrera las competencias y el funcionamiento del Tribunal de Justicia de la Unión Europea y tenemos ciertas nociones generales, pero en el caso que nos ocupa se trata también de adquirir conocimientos específicos y de procurar conocerlo a fondo partiendo de una de las características básicas del intérprete: tener conocimientos pasivos y no activos. Se trata de conocer cómo funciona el tribunal (que tipos de recursos se presentan ante él, etc) pero no de aprender a presentar un recurso.

 

El primer paso que hay que dar es acudir al servicio de información de la Unión Europea en la capital de nuestro país de residencia o directamente al Tribunal en busca del material que nos interesa. Yo encontré los siguientes textos:

 

-          Recopilación de textos - Organización, competencia y procedimiento del Tribunal de Justicia.  Oficina de Publicaciones Oficiales de las Comunidades Europeas, Luxemburgo, 1993.

 

-          El Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas - Oficina de Publicaciones Oficiales de las Comunidades Europeas, Luxemburgo, 1995.

 

-          Informe de actividad 1992-1994 - Resumen de las actividades del Tribunal de Justicia y del Tribunal de Primera Instancia de las Comunidades Europeas - Luxemburgo, 1995.

 

En una librería, encontré:

 

-          La Cour de Justice des Communautés Européennes en Collection « Que sais-je », Christian Philip, Presses Universitaires de France, Paris, 1983.

 

Con esto ya tuve suficiente para establecer un pequeño léxico inicial indispensable (forma) y para refrescar mis conocimientos sobre el Tribunal (fondo). Ver Anexo 13 inglés-español.

 

Por supuesto, estos documentos los pediremos en todas nuestras lenguas de trabajo para poder comparar y hacer nuestra lista de vocabulario. Al leerlos iremos conociendo (o recordando) el fondo (como ya hemos dicho, estructura, competencias, tipos de recursos) y la forma (el vocabulario que más se repetirá durante una vista del Tribunal).

 

Este es el vocabulario básico, el general que siempre se repite y que hay que dominar: recurso, defensa, dúplica, decisión prejudicial, etc. Pero después está el vocabulario del asunto concreto. Pero para eso, habida cuenta del carácter técnico-jurídico de estas conferencias, como ya hemos dicho, los servicios competentes ofrecen un día pagado de preparación para el intérprete. Además, envían un folio a las partes en el que indican a los abogados que deben hablar despacio y si tienen documentos escritos, entregar una copia por cabina.

 

BIBLIOGRAFÍA

 

 

Berteloot, P.                “Les banques de données Thecla et Judit”, Terminologie et Traduction, Office des Publications Officielles des Communautés Européennes, 3/1990, Luxemburgo

Gile, Daniel:                “Les flux d´information dans les réunions interlinguistiques et l´interprétation de conférence: premières observations”, Meta, XXXIV, 4/1989, Les Presses de l´Université de Montreal,

Gomes, Miguel:          “Interpreting at the European Parliament”, Terminologie et Traduction, 3/1997, Centre de Documentation de la Direction de l´Interprétation, Parlément Européen, Luxemburgo.

Marzocchi C., Zucchetto G.:  “Some considerations on interpreting in an Institutional Context: the Case of the European Parliament”, Terminologie et Traduction, 3/1987, Office des Publications Officielles des Communautés européennes., Luxemburgo.

 

Moser-Mercer Bárbara:          “Terminology Documentation in Conference Interpretation”, Terminologie et Traduction, 2/1992, Office des Publications Officielles des Communautés Européennes, Luxemburgo

 

Parlamento Europeo:              Lista de los Diputados, 05.11.1997, Office des Publications, Officielles des Communautés Européennes, Luxemburgo.

 

Parlamento Europeo,              Orden del día del período parcial de sesiones del lunes 30 de marzo al viernes 3 de abril de 1998, Estrasburgo, PE. 30 de marzo de 1998. PE, 267.917/OD, versión española.

 

Parlamento Europeo,              Guía de la Sesión, Estrasburgo, Pleno del 30 de marzo al 3 de abril de 1998. Dirección de Prensa y del Audiovisual, PE 267.346/ES. Redacción: Josep Mª Ribot y Paula Fdez. Hervás.

 

Parlamento Europeo, El Parlamento Europeo, 1995, Oficina de Publicaciones  Oficiales de las Comunidades Europeas,  Luxemburgo.

 

Quicheron, J.B.:          “Mieux interpréter aux Congres et reunions  techniques, un défi inaccessible?”Terminologie et Traduction, 1/1989, Office des Publications Officielles des Communautés Européennes, Luxemburgo.

 

Reichling A.:               “Eurodicatom, un inconnu célèbre”,  Terminologie et Traduction, 3/1990, Office des Publications Officielles des Communautés Européennes, Luxemburgo.

 

 

Seleskovitch, D.:         L’interprète dans les conférences internationales. Lettres modernes, 1968, Minard, Paris.

 

Seleskovitch, D. - Lederer, M.:           Interpréter pour traduire, Collection, Traductologie 1, 1986, Didier Érudition, Publications de la Sorbonne, Paris.

 

 

INDICE

 

 

 

 

 

1.Introducción

2.Preparación de una conferencia

2.1. Tipos de conferencias

2.2.Preparación de la organización para el intérprete

2.2.1.Cómo preparan sus conferencias algunas organizaciones

2.3.Preparación individual del intérprete  

2.3.1.Preparación escrita y preparación oral

2.3.2 Preparación de fondo y preparación de forma

3. Un caso concreto: la preparación de una conferencia en el Parlamento Europeo

3.1 Organización, funcionamiento y competencias del Parlamento Europeo

3.2 Preparación de una conferencia por la Dirección de la Interpretación del Parlamento Europeo

3.3 Preparación individual del intérprete del Parlamento Europeo

3.3.1Preparación para reuniones de Comisiones o Delegaciones

3.3.1.2  Preparación de una reunión de Delegación Interparlamentaria: Reunión de la delegación del PE para las relaciones con Rusia

3.3.2 Preparación para el Pleno o para las Audiencias Públicas

3.3.2.1  Preparación de una Audiencia Pública: Audiencia Pública en la Comisión de Derechos de la Mujer sobre la sentencia del Tribunal de Justicia en el asunto Marschall

3.3.2.2  Ejemplo de preparación de un Pleno: semana del 30 de marzo al 3 de abril

4. CONCLUSIÓN

Anexo 1: Contrato modelo de AIIC

Anexo 2: Lista de los grupos políticos del PE

Anexo 3: Abreviaturas de los grupos políticos del PE y procedimientos parlamentarios

Anexo 4: Carta modelo de solicitud de documentación

Anexo 5: Sugerencias para oradores en conferencias con interpretación simultánea

Anexo 6: Guía de la localización de los documentos oficiales en Bruselas

Anexo 7: Steps to follow if you require a particular language version of a report

Anexo 8: Instrucciones de uso de Eurodicatom

Anexo 9: Programa de trabajo Geri

Anexo 10: Programa de trabajo Geri con equipo de intérpretes

Anexo 11: Proyecto de orden del día de una reunión de delegación

Anexo 12: Orden del día del Pleno del Parlamento Europeo, semana del 30.03 al 03.04.98

Anexo 13: Léxico inglés-español del Tribunal de Justicia de la UE

 

 

 

 

 

 

 

 

 



[1] Ver Anexo I.

[2] Javier del Pino, Guía práctica del estudiante de interpretación, 1999, Editorial Playor, Madrid.

[3] El Parlamento Europeo, 1995.

[4] Marzocchi y Zucchetto, p.77

[5] Marzocchi y Zucchetto, p. 81

[6] Ver Anexo IV.

[7] Ver Anexo V.

[8] María Moliner, Diccionario de Uso del Español, Gredos, 1991

[9] Pesca: un nuevo horizonte en Papeles de Economía española, Fundación de las Cajas de Ahorro Confederadas para la investigación económica y social, 71/1997.

[10] Normalmente, en cabina, hay tres intérpretes si se trata de una reunión con 11 lenguas o 2 si es de 5 o 6. Por lo general, se trabaja o por orador (cada intérprete se encarga de una intervención) o por sistema mixto (cada intérprete trabaja media hora pero se encarga únicamente de los oradores que intervienen en sus lenguas de trabajo).

[11] Ver Anexo 12: orden del día.

[12]  Moser-Mercer, B. p.288.

[13] D. Seleskovitch, p.20.

 

Novedades

Encuesta

¿Ha encontrado la información que buscaba?

Votos totales: 194